Hepatitis B (hepatitis sérica)

In English

¿Qué es la hepatitis B?

La hepatitis B es causada por un virus altamente contagioso que infecta el hígado. Antiguamente se le llamaba hepatitis sérica.

Muchas personas, especialmente los niños, presentan síntomas leves o no presentan síntomas después de la infección con el virus. Sin embargo, se puede presentar una infección a largo plazo que puede provocar una enfermedad al hígado, cáncer o incluso la muerte.

¿Quiénes contraen hepatitis B?

Todas las personas pueden contraer hepatitis B y ciertos grupos tienen una mayor probabilidad de infectarse.

Estos grupos incluyen:

  • A bebés cuyas madres están infectadas
  • Usuarios de drogas intravenosas
  • Parejas sexuales de personas infectadas
  • Personas con muchas parejas heterosexuales
  • Homosexuales o bisexuales
  • Ciertas poblaciones con tasas altas de hepatitis B,
    • Trabajadores de la salud
    • La seguridad pública
    • Todas las personas que tienen contacto constante con sangre.
  • Los clientes y el personal de instituciones que les prestan servicios a las personas con retraso mental y los que viven con personas infectadas tienen un mayor riesgo que el resto de la población, pero un menor riesgo que los mencionados antes.

¿Cómo se contagia el virus?

Por lo general, el virus de la hepatitis B se contagia a través de la actividad sexual o de sangre contaminada o productos derivados de ella. También se puede contagiar a través del contacto doméstico directo. Además las madres infectadas pueden contagiar a sus bebés durante el parto.

¿Cuáles son los síntomas?

Los síntomas incluyen pérdida del apetito, dolor de estómago, náuseas, vómitos, sarpullidos ocasionales en la piel, dolores en las articulaciones e ictericia (color amarillento en la piel y en el blanco de los ojos).

¿Con qué rapidez aparecen los síntomas?

Los síntomas se desarrollan lentamente y pueden pasar entre 45 y 180 días (el promedio es entre 60 y 90 días) antes de que aparezcan después de que se tuvo contacto con la persona infectada.

¿Por cuánto tiempo puede una persona infectada contagiar el virus?

Una persona infectada puede contagiar el virus durante varias semanas antes de la aparición de los síntomas y durante el período en que esté enferma.

Las personas que desarrollan una infección de por vida (“portadores”) pueden contagiar el virus durante toda su vida. Una infección a largo plazo puede tener como consecuencia una enfermedad al hígado o cáncer.

¿Por cuánto tiempo puede una persona infectada contagiar el virus?

Una persona infectada puede contagiar el virus durante varias semanas antes de la aparición de los síntomas y durante el período en que esté enferma.

Las personas que desarrollan una infección de por vida (“portadores”) pueden contagiar el virus durante toda su vida. Una infección a largo plazo puede tener como consecuencia una enfermedad al hígado o cáncer.

¿Cómo se diagnostica la hepatitis B?

Para detectar una infección con el virus de la hepatitis B se realiza un examen de sangre.

¿Una persona puede volver a contraer hepatitis B?

Si una persona desarrolla anticuerpos contra la hepatitis B, una infección con el virus de la hepatitis B la protege de volver a contraer la infección. Sin embargo, existen distintos tipos de hepatitis virales y el hecho de infectarse con hepatitis B no significa que quedará protegido contra otro tipo de hepatitis.

¿Cuál es el tratamiento para la hepatitis B?

No existe un tratamiento específico para la hepatitis B aguda.

¿Qué se puede hacer después de que una persona tiene contacto con otra que está infectada con hepatitis B?

Cuando se indique, se debe administrar inmunoglobulina contra la hepatitis B (HBIG, por sus siglas en inglés) en un plazo de dos semanas después de la exposición al virus. La vacuna contra la hepatitis B también se recomienda para las personas que tienen un riesgo de exposición más alto que el resto. La combinación de HBIG y una vacuna es eficaz para evitar una infección en bebés cuyas madres están infectadas.

¿Cómo se puede evitar el contagio de la hepatitis B?

La vacuna protege enormemente contra el virus de la hepatitis B. Se recomienda practicarle exámenes a todas las mujeres embarazadas para detectar el antígeno de superficie de la hepatitis B (HbsAg), con el fin de evitar que contagien a sus bebés. La sangre donada debe ser analizada y las personas que tengan un resultado positivo no pueden ser donantes. Las jeringas y las agujas con las que se hace acupuntura y tatuajes nunca se deben compartir o volver a usar.

Además, tampoco se deben compartir los artículos personales que puedan tener sangre como cepillos de dientes y máquinas de afeitar. En caso de que se tenga más de una pareja, se deben usar condones de látex regularmente.

¿Existe alguna vacuna contra la hepatitis B?

Se recomienda y está disponible una vacuna para todos los bebés al momento de nacer, al igual que para las personas con alto riesgo de infectarse con hepatitis B. La vacuna es segura para la mayoría de las personas y la queja más común es dolor en el lugar de la inyección. Las personas que reciben la vacuna como una medida de precaución pueden seguir donando sangre.

¿Dónde puedo obtener más información?

Comuníquese con su médico o con la Oficina de Epidemiología del Distrito de Salud del Condado de Clark al (702) 759-1300.

Contact Information

Phone:
(702) 759-1039 or (702) 759-0889

Updated on: August 20, 2018

2018-08-20T10:04:21-07:00