No. El plomo no se transmite de una persona a otra.