Se requiere un análisis de sangre para analizar el plomo en los niños. Todos los niños deben hacerse la prueba de plomo a los 12 meses y nuevamente a los 24 meses. Además, cualquier niño entre las edades de 3 y 6 años que nunca haya sido examinado también debe someterse a pruebas de detección de plomo. Pregúntele al proveedor de salud de su hijo/a sobre hacerle un simple análisis de sangre.