La fumigación se lleva a cabo durante la noche para evitar dañar a insectos beneficiosos que se encuentran activos durante las horas del día.